999 305 7876 ventas1@thermokold.mx

Sistemas Fotovoltaicos Aislados VS Sistemas Fotovoltaicos Interconectados a la Red

Hoy en día escuchamos de manera más cotidiana, el uso de energía limpia, energía amigable, energía solar, y actualmente, es más fácil tener acceso a está, ya que cada vez son más comunes en nuestra vida diaria. Los paneles solares se han posicionado de tal manera que parece que todo el mundo quiere gozar de los beneficios que estos nos brindan, podemos contar con 2 tipos de sistemas de paneles solares, interconectados a la red y sistemas aislados.

Pero debemos empezar con lo básico, ¿cómo funciona un panel solar?

Los paneles solares absorben la radiación del sol gracias al conjunto de cristales de material semiconductor que las componen: silicio cristalino o arseniuro de galio, y que al estar conectados responden al efecto fotovoltaico, según el cual cierta materia puede emitir electrones al ser bombardeada con radiación electromagnética (generalmente luz visible o luz ultravioleta).

Estos materiales reciben la luz solar y generan un campo eléctrico, que luego es reconducido a través de cables y transmisores hasta dispositivos de almacenamiento o batería o directamente a la red eléctrica.

Pero ¿Cuál es la diferencia entre estos sistemas?

El sistema solar aislado, además de contar con paneles solares que captan la energía que irradia el  sol, cuentan con baterías en las que se carga y almacena la energía que es producida, para poder utilizarla cuando ya no haya rayos de sol. Estos sistemas son recomendados y utilizados en zonas donde no hay cobertura de red eléctrica, como por ejemplo, zonas rurales.

La principal ventaja de este tipo de sistemas es que proporcionan energía de manera independiente y limpia incluso funcionan durante apagones, como desventajas podemos encontrar que la inversión es muy costosa ya que las baterías tienen un tiempo de vida de 3 a 5 años y se tienen que reemplazar por lo que no dan un lapso de recuperación económica, los costos de limpieza y mantenimiento son altos.

En cuanto a los sistemas interconectados a la red eléctrica, a diferencia de los equipos aislados, estos no requieren de baterías para almacenar la energía producida, ya que, en estos sistemas la energía es introducida y almacenada en la red de la CFE por medio de un medidor bidireccional, esta energía se utilizar de resguardo cuando es de noche.

Las ventajas que tienen este tipo de sistemas principalmente es que sus precios son más accesibles, proporcionan energía 100% limpia, la inversión inicial tiene un menor tiempo de recuperación, tienen una vida útil de hasta 25 años, por otra parte, no implican gastos de mantenimiento ya que solo requieren limpieza, son ideales para uso residencial, de oficinas, incluso para grandes empresas e industrias.

En Thermokold contamos con los componentes que necesitas para ofrecerle a tus clientes los sistemas fotovoltaicos interconectados a la red con paneles con certificación TIER1 e inversores con certificación FIDE.